En un panel organizado por Encuentros Regionales virtuales, las TIC PYMEs argentinas describieron un futuro incierto y complejo al operando con precios congelados y con costos en alza.

Durante el webinar “Situación actual de las empresas TICs PyMes de Argentina”, organizado por Encuentro Virtual de Telecomunicaciones, Marcelo Tulissi, Relaciones Institucionales de la Cámara Argentina de Cableoperadores e Internet Pymes (CACPY), y Jorge, presidente de Red Intercable, abordaron la problemática de las compañías de telecomunicaciones Pymes de Argentina, por reciente el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 690 que ha transformado los servicios de internet y TV paga, junto con telefonía móvil, en “servicios públicos en competencia”, al que posteriormente se le sumó congelamiento de precios hasta fin de año.

Los empresarios señalaron que la situación actual de la Pymes es compleja y tiene un futuro incierto, ante un escenario inesperado a partir de la pandemia, que estableció en principio a las telecomunicaciones como actividad esencial. “Los DNU comenzaron con la prohibición del corte de servicios a clientes con facturas impagas y congelamiento de tarifas. Pero el decreto 690 cambias las reglas de juego de toda la actividad de una actividad no regulada hacia una totalmente regulada como ‘servicio público’, sin poderse discutir la problemática de Internet y de fondo en la actividad”, dijo Tulissi.

“Ahora nos encontramos con varios problemas con la urgencia del congelamiento y costos crecientes, incluso con una depreciación de la moneda durante este año entre un 20 al 25% y al que próximamente se le suman las paritarias. Algunos de los operadores tuvimos que comprar más megas porque la demanda de internet ha sido exponencial y no degradar el servicio”, agregó el directivo de CACPY y señaló que, con las personas confinadas en sus hogares, la teleducación y el teletrabajo, el consumo de datos se incrementó exponencialmente con picos entre un 50% y 60%.

“Estamos operando con precios congelados hasta el 31 de diciembre y con costos en alza y reclamos concretos de paritarias que ponen al empresario Pyme en un punto de ahogamiento. Esto genera un techo fijo por los ingresos y un piso móvil en cuanto a la inflación, al constante proceso de devaluación que hace que nuestros insumos anclados al dólar se incrementen. Mientras los contenidos por el momento no han incrementado su valor pero están en movimiento. Entonces tenemos costos crecientes con ingresos decrecientes”, explicó por su parte Di Blasio.

Esto ya había comenzó a generar algunos ruidos ya que venían invirtiendo en migración de redes hacia la fibra y crecimiento en las localidades donde la Pymes están presente a un determinado ritmo por complicaciones económicas, una devaluación entre 2015 y la actualidad de 700%, que influye en las finanzas de las compañías ya que tienen insumos en dólares e ingresos pesos, que se le sumó una inflación entre el 400% y 500%. “Números alarmantes y complicados para cualquier economía, para invertir y planificar a mediano plazo. Además, no teníamos créditos accesibles”, agregó Tulissi.

Sin embargo, el marco regulatorio está en el centro de la escena en estos días como cuestiones urgentes, porque el decreto 690 “cambia el paradigma de nuestro carácter y nos pone como prestadores de servicios públicos en competencias y esenciales y, por otro lado, congela las tarifas con un carácter urgente”, sostuvo Di Blasio.

“Necesitamos en una mesa encontrar puntos de coincidencias y soluciones en el corto plazo, porque los costos están haciendo fuerza y llevan al empresario Pyme a un punto difícil de solución en lo económico y complejidad sobrenatural en lo financiero. Somos empresarios consustanciados con nuestras comunidades y de origen en esta industria, por eso tenemos la genuina expectativa que desde los organismos de control y responsabilidad que la palabra Pyme deje de ser un recursos mediático y pase a ser un capítulo serio de una solución a quienes durante más de 50 años hemos dado a este país la posibilidad de estar comunicado, educado y formado creando equidad entre quienes trabajan en las grandes ciudades y las pequeñas poblaciones en el interior profundo de Argentina” dijo el titular de Red Intercable.

Para Tulissi, el decreto 690 no debiera de existir y se debe comenzar nuevamente con foco en las problemáticas de las TICs, en especial de Internet ya que todo migra hacia las plataformas digitales y el mundo IP, al mismo tiempo que se debe buscar la forma de subsidiar la demanda. “Es absurdo que también sea servicio público la TV paga que, tiene fecha de vencimiento, es un circuito cerrado y compite con diversas empresas, incluso con OTT, que no pagan asociaciones, ganancias, IVA, ni generan puestos de trabajo. Mientras nosotros tenemos que mejorar redes para que estas plataformas funcionen mejor. Este punto de televisión lo podría resolver con TDA”, manifestó el referente de CACPY.

“Es imprescindible darle visibilidad a nuestro sector Pyme con un marco regulatorio, para obtener soluciones en financiación ya que necesitamos invertir en infraestructura de última milla, que es la única solución que le puede dar perdurabilidad a nuestras empresas como prestadores de servicios de telecomunicaciones. Y también trabajar en acuerdos estratégicos que son elementales”, esclareció Di Blasio.

Fuente: Plataformas.News 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *